Así es Akumal, tierra de tortugas

Akumal apareció por primera vez entre los sueños de una diseñadora y de un deportista. Entre nuestros sueños. Tal ilusión despertó en nosotros, que empezamos a trabajar en esa vaga idea y sin darnos apenas cuenta, ya estaba sembrada la primera semilla de nuestro proyecto familiar.

No fue hasta unos meses más tarde, coincidiendo con uno de los acontecimientos más bonitos de nuestras vidas, que Akumal pasó de ser un simple boceto a ser un montón de tejidos, patrones, estampados y diseños. Junto al nacimiento de nuestra marca, nacía también nuestra pequeña Emma, definiendo así el inicio de una nueva y emocionante época de felicidad y, sin duda, de caos.

Akumal no es solo una marca de ropa infantil. Akumal es un proyecto que apuesta por un cambio de actitud en nuestros hábitos de consumo, así como en el modo en que nos relacionamos con el mundo. Nuestra misión es ofrecer moda infantil sostenible, ética y de calidad, causando el menor impacto posible en el planeta y reduciendo al máximo la huella que dejamos en él, siendo una marca socialmente responsable y comprometida con el medio ambiente.

Comodidad y funcionalidad

A nivel técnico, uno de nuestros objetivos principales es la comodidad de los/as más pequeños/as poniendo el enfoque en la esencia de lo que conlleva la primera infancia. Queremos que las prendas no limiten sus movimientos, para que puedan disfrutar con total libertad de su psicomotricidad.

Desde los primeros y esperados pasitos, hasta el gateo a velocidades inconcebibles para cualquier adulto, pasando por los despertares de media noche y los bailes al ritmo de sus canciones preferidas.

En definitiva, buscamos la funcionalidad de las prendas, sin accesorios ni detalles innecesarios, así como sin distinción preestablecida de colores según el sexo, para que nada impida su libre y natural crecimiento.

A la par con la comodidad y la funcionalidad, destacamos la importancia de la calidad de nuestros tejidos. La piel de los/as bebés al nacer es más permeable, frágil y vulnerable ante la radiación solar, y sus glándulas sudoríparas aun no funcionan a pleno rendimiento. Por estos motivos, somos muy exigentes con los tejidos que entran en contacto directo con su cuerpo y nos aseguramos de trabajar con algodón orgánico, fibra de alta calidad que no ha sido tratada con sustancias tóxicas ni pesticidas durante su cultivo.

A través de nuestros estampados, queremos reflejar la importancia del respeto y el amor por la naturaleza y por el mundo animal y así acercar este pensamiento a los niños y las niñas, desde el inicio de sus vidas.

Y, finalmente, no sería justo obviar la presencia de dos figuras muy importantes que forman parte de este proyecto, sin las cuales no hubiese sido lo mismo: Toni y Greta, los miembros más peludos de nuestra familia, quienes nos enseñan diariamente lo que es el cariño y el amor incondicional.
Marta y Juanjo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies