Hoy en día, la industria de la moda se encuentra dando cambios estructurales muy importantes para tratar de corregir los efectos negativos que la sobreproducción de textiles ha ocasionado en el planeta y en las relaciones de trabajo de las personas. En Akumal nos interesa hacer difusión de estos problemas y las soluciones que desde el propio sector de la moda se han tratado de dar.

En esta ocasión, comentaremos algunos de los ejemplos de innovación textil que consideramos más novedosos y valiosos por sus aportes a la industria.

Innovación textil: De qué se trata

Si te estás preguntando qué es la innovación textil, se trata de aportes desde lo tecnológico y lo técnico para la renovación de la industria de la moda, permitiéndoles a las marcas ser más competitivas en el mercado, tanto de forma nacional como de manera internacional.

Las innovaciones surgen de la investigación y la experimentación. En el caso del sector de la moda, muchas de las innovaciones se están dando en la forma de comunicar y, por supuesto, en el desarrollo de nuevos materiales con los cuales los productores puedan trabajar.

Pero también en los últimos años se ha estado hablando fuertemente de la posibilidad de apuntar hacia una economía circular en la moda. Esto también es una innovación si consideramos que, hasta ahora, la manera en que entendemos el consumo es completamente lineal.

En este sentido, la innovación textil tiene la capacidad de transformar a futuro la manera en que el sector se va a comportar y qué dejará para las generaciones futuras. El mundo de la moda está cambiando y esperamos que para mejor, con los consumidores siendo también conscientes de ello mientras surgen más marcas con valores éticos y responsables.

Problemas de la industria de la moda que la innovación textil busca solventar

Algunos de los problemas que la industria de la moda ha ocasionado tienen que ver con la cantidad de residuos textiles y plásticos que deja a su paso, pero también por estar relacionada con formas modernas de explotación en el ámbito laboral.

Gran parte de la producción textil se lleva a cabo en países donde el coste es muy bajo y  la mano de obra es fundamentalmente femenina y poco cualificada, lo cual genera un desbalance en pagos y derechos.

Por otra parte, la moda se encuentra por detrás de los hidrocarburos en cuanto a huella e impacto ecológico, siendo una de las industrias más contaminantes del planeta. Esto se debe no solamente a las formas en que se produce, sino también a los desechos que se van dejando: desde grandes fábricas hasta pequeños productores, al momento de confeccionar prendas, inevitablemente, generan pequeñas sobras de textiles que van a parar a vertederos y sin capacidad alguna de poder ser reciclados o reutilizados.

A esto agreguémosle que las tendencias de moda duran cada vez menos, por lo cual, una prenda que compremos a día de hoy terminará siendo fondo de armario en menos de dos semanas. En ese tiempo estimado, habrá pasado de moda, y en unos meses más, seguramente será desechada, teniendo el mismo destino que los retazos de producción.

También la moda tiene un impacto considerable en las aguas, ya que, por ejemplo, se necesita al menos la cantidad de agua que consume una persona de media en siete años para producir la mezcla de producción.

La innovación textil busca precisamente atacar este problema, brindando materias primas que tengan menor impacto ecológico y que puedan ser aprovechadas por mucho más tiempo. Además, la innovación textil no solo incluye nuevos materiales, sino que ha introducido conceptos como el suprareciclaje, el reciclaje y la reutilización de textiles previamente trabajados para ser usados como materia prima en otras prendas.

Ejemplos de innovación textil

El rápido cambio de nuestra sociedad en la actualidad exige a todos los sectores industriales adaptarse o apartarse, ya que las nuevas generaciones se preocupan mucho más por problemas sociales y ambientales, y cómo colaborar en su solución.

Por ello, no podríamos hablar de innovación textil sin dar ejemplos de lo que hacen algunas marcas, desarrolladores de materiales e investigadores para mejorar la experiencia e impacto de la moda.

La innovación textil incluye cosas que no vas a creer que tienen nada que ver con la moda, como el plátano, el cáñamo, la piña o el café… ¿algo de esto te suena? ¿Te los puedes imaginar en una prenda?

Algodón orgánico

No podía faltar en nuestra lista de innovación textil el algodón orgánico por tratarse de una de las primeras fibras desarrolladas con la intención de generar impacto positivo. Este textil es el producto de cosechas de algodón supervisadas que no contienen químicos, pesticidas tóxicos y, en algunos casos, no existe la intervención de maquinaria para su tratamiento.

Actualmente, es ampliamente utilizado por marcas alrededor del mundo como una de las opciones sostenibles más difundidas y reconocida por los consumidores. El algodón es una de las fibras más nobles, ideal para la ropa de los bebés, como bodys y camisas, por su suavidad y frescura.

Fibras de café molido

Singtex es un desarrollo tecnológico textil originario de Taiwan que reutiliza los desechos del café que son tirados tras ser consumidos. Para el consumidor promedio de café, la experiencia se acaba tras extraer el néctar de los granos molidos, mientras que la pulpa que queda se tira.

Es justamente esta pulpa la que Singtex combina con un polímero para convertirlos en hilos, que a su vez pueden emplearse para la producción de elementos textiles como artículos del hogar o indumentaria deportiva.

Piñatex: Fibra hecha de piña

No podemos hablar de innovación textil sin mencionar a Piñatex, una de las primeras fibras alternativas para el cuero animal, convirtiendo a este producto novedoso en sostenible y, además, vegano.

Los desarrolladores de este producto están radicados en Londres y se trata de un tejido hecho a partir de las hojas de la piña. El proceso de fabricación comprende la extracción de las hojas de piña y el sometimiento de las mismas para convertirlas en un textil no tejido. Este proceso deja también como resultado una sustancia llamada biomasa que puede ser aprovechada como fertilizante orgánico en comunidades agrícolas, así que no se desperdicia nada.

Piñatex tiene la ventaja de ser flexible y permitir la estampación, siendo un material realmente indicado para su aprovechamiento en la industria de la moda. Sin duda, entre el mundo de la innovación textil, este producto es revolucionario.

Pure Waste Textiles

Si hablamos de reciclaje textil, Pure Waste Textiles es una empresa líder en este ámbito. Su trabajo se ha centrado en recuperar los recortes y residuos del hilado de fábricas en India para producir hilos reciclados.

A estos residuos a veces suman partículas de poliéster o viscosa reciclada para producir un hilo de la misma calidad y apariencia que alguno realizado con fibras vírgenes.

Agraloop: Textiles a partir de desechos alimenticios

Agraloop Bio-Refinery es una marca de Circular Systems, empresa con sede en Los Ángeles que se encarga de la recuperación de desechos de consumo humano para la fabricación de fibras celulósicas para textiles.

La propuesta de Agraloop se desarrolló al percibir que por cada kilo de alimentos cosechados se producen cerca del doble de desechos vegetales. Por lo tanto, consiguieron reaprovechar estos residuos a través de la innovación textil.

Los cultivos con los que la empresa trabaja principalmente son banana, caña de azúcar, cáñamo, piña y lino. Actualmente, hay rumores de que marcas como como Adidas, Nike y el grupo Inditex podrían estar investigando con técnicas similares a Agraloop, lo cual sería un excelente avance para estas firmas en materia de sostenibilidad.

Fibras de loto

Aunque suene algo difícil de creer, en Tailandia y Myanmar las fibras de loto no son una novedad, sino un proceso con historia. Como resultado del proceso de fabricación de este textil, se obtiene una tela de lujo similar a la seda o al lino.

Lamentablemente, para obtener este producto se necesita de un proceso largo y lento, por lo cual el precio del textil es considerablemente alto. Sin embargo, es un ejemplo de innovación textil interesante de observar, ya que puede dar ideas para intentar hacer lo mismo con otras especies vegetales.

Otros tipos de innovación textil

Existen muchos más ejemplos de innovación textil que podríamos traer a colación, muchos de ellos coinciden en la utilización de especies naturales para la fabricación de fibras y telas. Sin embargo, nos parece importante, para finalizar, darle importancia a innovaciones que no necesariamente tienen que ver con materiales.

El futuro de la moda promete ser circular. Actualmente, el mercado de ropa de segunda mano, alquileres de prendas de vestir, aplicaciones de intercambio de ropa y, por supuesto, emprendimientos dedicados al upcycling, son el ejemplo más latente de innovación en el mundo de la moda, demostrando que no se necesita una tecnología y conocimientos muy grandes para ser innovadores.

Por último, recuerda que en Akumal Shop contamos con prendas de algodón orgánico para tu bebé y para ti, apostando así por una sostenibilidad dentro del mundo de la moda. Echa un vistazo a nuestro catálogo y disfruta de tus nuevas prendas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies